Saltar al contenido

El lugar de los amantes de los Juegos Mentales

Juegos Mentales Online, es es una plataforma que ayuda a desarrollar tus capacidades cerebrales al máximo, mediante la mejor forma de aprendizajes que existen, los juegos que trabajan lúdicamente estimulando las funciones del cerebro para aumentar así las capacidades intelectuales.

En Juegos Mentales.Online empleamos a expertos en Ciencia Cognitiva, Neurociencia y Psicología para ayudarte a mejorar tu capacidad intelectual.

Entretenimiento que mejora tus destrezas cognitivas

Los Juegos mentales son una forma entretenida e interesante de ir mejorando tus destrezas cognitivas y en consecuencia forzar la interconexión neuronal, así como la producción de nuevas celulas cerebrales, potenciando de esa forma tú capacidad de aprendizaje e incrementando en consecuencia tu inteligencia.

El objetivo de los juegos mentales no es medir el conocimiento que se posee sino mejorar la percepción, la intuición y el ingenio, logrando así la agilidad mental necesaria para enfrentar las situaciones y los problemas del día a dia.

La vida cotidiana se vuelve rutinaria, el trabajo diario conlleva a la repetición automata y a la mal formación de hábitos, el hacer siempre lo mismo y de la misma manera, pensando siempre dentro del cajón, creando una visión simplista y personal de la realidad.

Aquí presentaremos juegos mentales que usted deberá responder primero y luego al final averiguar si su respuesta es correcta. «Crear es generar ideas, innovar es llevarlas a la práctica».

No estamos usando nuestro Cerebro al máximo  :'(

El Dr.Horacio Krell. CEO de Ilvem nos cuenta que: «el cerebro mejora con el uso. La gimnasia mental es más necesaria en el adulto, porque luego de los 25 años perdemos 5.30am neuronas por día. Al envejecer bajan los reflejos y los intereses.

La actividad física genera neuroestimulantes. La educación y la experiencia generan resultados a largo plazo. Los viejos son más analíticos, cumplidores y cuidadosos. Por otro lado, si se pierden neuronas, hay millones intactas que esperan su oportunidad: nuevamente la gimnasia mental puede ser la solución.

La juventud no está condicionada por la edad. Picasso pintó hasta los 90 y Verdi escribió Othelo a los 80. La pérdida de fuerza bruta se compensa con la gimnasia mental. Justamente Verdi manifestó el secreto de su longevidad creativa: “Toda la vida busqué la perfección pero no lo la pude encontrar”.

Practicando o enfrentando situaciones nuevas, el cerebro entrenado que ha aprendido a aprender rejuvenece, jugando con la mente a decodificar, almacenar y recuperar lo percibido. El método es la anticipación o prelectura, preguntarnos que sabemos antes de leer, contestar esas preguntas durante la lectura, evaluar lo aprendido, chequear el recuerdo.

La actitud emocional es básica: desde que Pandora abrió la caja de los males aprendimos que la esperanza y el optimismo son los recursos para enfrentarlos. Si la vida no te está brindando todo lo que deseas prepara tu cerebro para conocerte a ti mismo y generar las ideas necesarias para cumplir tus deseos. El poder inteligente tiene dos condiciones: saber lo que se quiere y dominar los métodos adecuados para alcanzar los fines. Como dijo Séneca: “No tendrás vientos favorables si no sabes a dónde quieres llegar”.

Si nos vamos a la definición simplista y más aceptada por la ciencia formal, está no es más que la capacidad de resolver problemas, algunos añaden para justificar otras posturas derivadas, que es la capacidad de resolver problemas específicos de forma creativa, otros mas bien aseguran que, es la capacidad de resolver problemas de la manera más eficiente posible, en otras palabras optener la solución más óptima y efectiva a un problema.

Sea cual sea la definición que más te agrade todas coinciden en algo y es que la inteligencia conlleva tres etapas.

1) Comprender la situación.
2) Inventar la solución.
3) Actuar en consecuencia.

Esto implica valorizar al problema como su motor. Cuando no hay problemas hasta habría que inventarlos para posteriormente resolverlos usando el pensamiento como instrumento.

La palabra Problema, no debe ser tan mal vista como solemos hacerlo, sin ellos la vida sería demasiado aburrida, monótona y carente de sentido, lo cual bajaría la motivación de vivirla.

Para que exista un problema es necesario aceptarlo, que se encuentre al alcance intelectual del sujeto y que éste quiera hacer algo para solucionarlo y así darle fin.

Si bien se habla mucho sobre el pensamiento es poco lo que se hace. El ser humano moderno se resiste a pensar. Por ejemplo, solemos decir: “estuve pensando en ti” – lo cual no es correcto, pues en realidad no estuviste pensando en esa persona, sino recordándolo – o “yo pienso de esta manera” – que en realidad lo que quieres manifestar es una creencia personal o punto de vista sobre una situación en concreto. Las conclusiones son a veces el resultado de asociaciones incorrectas basadas en nuestras creencias y percepción personal de la realidad.

¿Cuál es resultado de sumar todos los números del 1 al 100?, Al leer esta pregunta lo primero que vamos a hacer es recurrir a la memoria en busca de una respuesta, pero si no la encontramos, (y no se supone que la encontremos, si nunca se nos había realizado esta pregunta), tendremos que pensar recurriendo a otros saberes que conectamos estratégicamente con hechos e ideas.

Sé creativo!!!!

La creatividad es clave para resolver este y la mayoría de ejercicios mentales, la idea es que de a 100 se suma más rápido y debemos detectar cuántas veces podemos hacerlo. De este modo tenemos: 1+ 99 = 100, 2+ 98 = 100…, etc. Esto lo podemos repetir 49 veces, y  100 x 49 = 4900. Pero quedaron afuera el 50 y el 100, y al agregarlos, obtenemos  el resultado: 5.050.

«Los ejercicios realizados por escrito aprovechan la conexión mano cerebro con el refuerzo visual y táctil. La mayor lentitud que implica la escritura de los pensamientos permite grabar más profundamente la idea que se pretende inducir. La mente tiene una capacidad subgetiva que le permite transformar en acto todo aquello que decide aceptar.» Nos cuenta el Dr Horacio Krell

Facebook Comments

A %d blogueros les gusta esto: